Archive for January, 2007


Un recuerdo de Calafate

Leyendo un poco de Microsoft Windows Internals, ¿qué encuentro? Un ticket con la tasa de embarque de "AEP. INTERNAC. EL CALAFATE, PROVINCIA DE SANTA CRUZ, REPUBLICA ARGENTINA".
 
Y, naturalmente, me vienen a la cabeza montones de recuerdos
 
Advertisements

Bien llegado a Seattle

Bueno, finalmente llegué el domingo a Seattle, y ya estoy en casita.
 
Estuvo nevando un par de días, y se juntó un montón de nieve. Las calles están con una mezcla de nieve y hielo, pero por suerte todavía se puede manejar relativamente bien. Al auto hubo que sacarle como cinco centímetros de nieve, y tirarle agua caliente para poder abrir las puertas, pero el Mystique se la re-banca, como siempre.
 
Esta mañana está nevando, así que voy a trabajar desde casa hasta tener una mejor idea de cuánta gente fue a Microsoft… Mientras, escribo un blog, desayuno tranquilo, y voy viendo qué me depara la jornada…
 

Viejas notas de viaje

Estoy revolviendo papeles de recuerdos y esas cosas, para limpiar un poco, y me encuentro con muuuchas cosas re-nostalgia. Por ejemplo, tengo las hojas que iba arrancando del librote de viaje de Japón, pero el texto y fotos que tengo en http://lopezruiz.net/2004/japon.htm es bastante completo, y no hay mucho que agregar, así que puede volar todo.
 
Sí encontré un folleto de Los Itzaes, por ejemplo. Con el aire acondicionado que se prendía y apagaba, y prendía y apagaba, con fuerte muy fuerte ruido. Pero más allá de eso (y mi puteada ocasional), muy buen hotel.
 
 
Tengo también un par de postcards de las fuentes de Beppu, que probablemente lleve conmigo.
 
A ver, qué más… Un folleto del "swan boat" en el laguito de Mt Fuji, hay alguna foto aquí: http://www.japan-photo.de/e-fuji.htm.
 
Unas notas muy perdidas, de cuando ya no tenía tanto acceso a Internet.
 
– Alguien que me felicita por usar chopsticks con de-todo (comiendo pescado con piel, unout?, crab)
– Un par de japoneses en Okinawa que quiere volver a Naha, y cuando se dá cuenta que yo sé mejor que ellos dónde está la parada, comentan de cómo sabe el gaijin-san.
– El onsen de Beppu es bárbaro.
– Probé el helado de azuki, una especie de bean.
– En Beppu, caminé muuuucho, preguntando el camino varias veces, a medida que iba oscureciendo (entrando a negocitos para preguntar, a veces).
– Me metí por la puerta incorrecta del ryokan en Beppu, era la casa de alguien del edificio que estaba conectado por un patio. La pobre viejita me ve en su casa, y no nos podíamos comunicar, de pedo esuchca la gente del hotel y viene una flaca con la que puedo hablar inglés finalmente.
– Buenísimo una cena tipo europea en Beppu, donde la camarera y el cocinero hablaban los dos inglés, y me comentaban de que Argerich estaba tocando piano en Beppu esos días (medio mundo de lo comentó ahí, de hecho, todos la conocían y sabían que era de Argentina como yo).
 
Ah, y qué bueno que estuvo caminar por Enryaku-ji.
Gracias a un reschedule de Aerlíneas Argentinas (!"#%), voy a volar a Miami hoy a la noche en vez de mañana a la noche, así que este viernes es mi último día en Buenos Aires.
 
Estuvo genial pasar acá tres semanas, incluida la escapada a Pinamar. Tanta gente que hace mucho tiempo que no veía y más aún que no tenía oportunidad de hablar (el año pasado con el casamiento se hizo complicado encontrar tiempo para sentarse y charlar).
 
Buenos Aires está más cara que hace un año, pareciera que la gente va prosperando (¿o es simplemente que nos vamos haciendo viejos?), las papeleras sigue siendo un bolonqui, la seguridad sigue mal pero acostumbrada, el calor y la humedad siguen castigando pero el sol está bárbaro, las rutas están en mejor estado, y los porteños seguimos siendo porteños. Gracias al cielo.
 
Medio descolgado en este post, acá hay algunos videos con frases que se me pegaron este año…