Bueno, finalmente estamos en Buenos Aires, después de una pequeña odisea…
 
Acá va el paso a paso.
  • El domingo a la mañana, pareciá que Avis no estaba abierto… Recién atendieron quince minutos después del horario en el que se suponía que íbamos a pasar a buscar un all-wheel drive para ir a Vancouver. Aguante Diego que se re-portó y nos acompañó con el auto para después llevárselo, para que pudiéramos salir directo para Vancouver.
  • En Avis, resulta que no tenían un AWD, sino un auto común… Así y todo tenía buenas llantas, y la autopista estaba limpia, así que salimos bien.
  • Cinco horas y monedas después, pasando por un par de accidentes menor (y un flaco que se le dió vuelta una camioneta, yikes), llegamos al centro de Vancouver y empezamos a caminar… Todo bien, todo lindo con nieve, pero muuucho frío, así que decidimos devolver el auto.
  • En el aeropuerto, entregamos (al segundo intento) el auto, y nos preparamos para unas largas nueve horas de espera. El hotel del aeropuerto estaba lleno, así que hubo que superarla a puro fetch, salidas a la nieve, dormir en asientos y comprando (con tarjeta!) botellitas de agua de una máquina.
  • Pasamos por aduana e inmigración directamente en el aeropuerto de Vancouver – así que el avión llega como un vuelo de cabotaje a USA. Muy bien felicitados mis perritos por su buen comportamiento (el sedante ayudó, supongo).
  • Subimos al avión, tarde por falta de gente trabajando de Delta, y resulta que hay que esperar una hora para que le saquen el hielo… Y después otra porque no tenía presión la máquina que tira el de-icer… Y después un poco más de yapa, y al fin, cuatro horas y media después, salimos para Atlanta.
  • En Atlanta, por fin sale una a favor, y el vuelvo se demoró, con lo cual llegamos a agarrarlo y hasta tuvieron tiempo los perros de "marcar" el aeropuerto como propiedad privada (suya).
  • 10/11 horas después, llegamos a Buenos Aires, con calor, y en la terminal equivocada por todos los aviones que llegaron demorados de USA a la vez… Y contentos de estar aquí!

No fue fácil, hubo algún que otro contratiempo, pero ya empezaron las vacaciones!!

Advertisements